¿En qué consiste un examen visual completo?

El examen visual optométrico es una evaluación muy completa y tiene como objetivo conseguir la máxima información para conocer cómo es el rendimiento de la persona, identificar el posible problema y valorar posibles tratamientos teniendo en cuenta las circunstancias ambientales, los síntomas del paciente  y las necesidades personales. Para ello realizamos un cuestionario previo a la cita y una entrevista personalizada el día de la cita.

Se evalúa a bebés, niños y adultos.

En el examen visual completo se evalúan diversas habilidades visuales de la eficacia del sistema visual; no sólo la agudeza visual de lejos.

El objetivo de la evaluación en niños y adultos debe ser si el sistema visual está guiando de manera correcta para las tareas o demandas de la persona o está interfiriendo negativamente. Se debe obtener información de si la visión es estable, si es cómodo y confortable, si es precisa y si se conecta correctamente con las áreas corticales del lenguaje, movimiento... 

Mediante la evaluación del sistema visual y su posteriores tratamientos es posible ayudar a personas con dificultades en su visión como la siguientes:

  • Disfunción de la motilidad ocular/desórdenes de los movimientos oculares que pueden influir en lectura
  • Desórdenes acomodativos / problemas de enfoque
  • Disfunción de vergencias/ineficacia usando ambos ojos juntos.
  • Estrabismo o desalineamiento de los ojos
  • Ambliopía / ojo vago
  • Visión doble / diplopía
  • Desórdenes en el procesamiento de la información visual y dificultades de aprendizaje
  • Rehabilitación visual después de un daño cerebral adquirido como ictus o traumatismo
  • Deportistas que quieran mejorar su rendimiento deportivo potenciando su visión
  • Cualquier persona que quiera potenciar su rendimiento visual

Además, la ciencia de la Optometría se puede relacionar con otras ciencias que estudian el cuerpo humano. Por ejemplo, existe una relación muy estrecha entre el control ocular motor y la organización de la postura, el equilibrio y el complejo cervical - boca por lo que debe haber una colaboración con el fisioterapeuta, osteópata ... Así como puede haberla con el logopeda, psicólogo, psicomotricista, oftalmólogo...

Además, se evalúa la salud ocular, las estrucutras oculares pertenecientes al polo anterior y posterior del ojo, como los párpados, córnea, conjuntiva, esclera, cristalino y retina. Igualmente se estudia la percepción del color. Toda esta valoración se realiza sin instilar gotas y en ningún caso sustituye a la realizada por un médico oftalmólogo.

Las diferentes habilidades visuales evaluadas por el óptico -optometrsita especializado en Optometría comportamental están relacionadas entre sí y se han ido desarrollando progresivamente durante la vida de la persona, construyéndose una sobre otra, por lo que esta evaluación nos da una visión global de cómo ve la persona el mundo.

Con toda la información obtenida por el optometrista se elabora un informe y  se realiza una entrevista en la que se valora los posibles tratamientos, el pronóstico y la estimación de la duración. Te recomendamos solicirar cita previa mediante teléfono o email.

 

 

 

 

 

Los ojos no dicen lo que hay que ver. Es la persona quien dice lo que quiere mirar. - Lawrence Mc Donald

 

 

"Solo se ve lo que la persona está preparado para ver" - Ralph Waldo Emerson

 

 

 

  • 
    
    

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Begoña Pérez Armendáriz - Consulta especializada en Visión