Consulta Especializada en Visión. Begoña Perez Armendariz. Optometria y terapia visual. Burlada. Pamplona Navarra info@optometriayterapiavisual.com
Consulta Especializada en Visión. Begoña Perez Armendariz. Optometria y terapia visual. Burlada. Pamplona Navarra info@optometriayterapiavisual.com
Optometría y Terapia Visual Comportamental
Optometría y Terapia Visual Comportamental
 

 

¿En qué consiste la evaluación de reflejos primitivos?

 

 

Los Optometristas comportamentales también evaluamos los reflejos primitivos, ya que relacionamos el desarrollo motor con el desarrollo del Sistema Visual. La visión no se desarrolla solamente con estímulos visuales. El tacto, la manipulación, el movimiento del bebé… son esenciales para el desarrollo de su sistema visual. El bebé cuando nace viene dotado de una serie de movimientos automáticos diseñados para asegurarle la supervivencia en el nuevo entorno. Estos movimientos son los reflejos primitivos y le ayudan, por ejemplo, a avanzar por el canal del parto, a tomar aire, romper a llorar, agarrarse, succionar etc… No obstante, los reflejos primitivos deben tener una vida limitada y cuando han cumplido su misión deben inhibirse o integrarse en los llamados reflejos posturales (adquisición de una actividad como por ejemplo, andar).  Si los reflejos quedan activos, impedirán el desarrollo del niño para interactuar eficazmente con el entorno.

 

Listado de signos y síntomas de un posible reflejo primitivo no integrado

  • Falta de atención y concentración
  • Problemas para permanecer sentado
  • Hiperactividad e impulsividad
  • Déficit de atención
  • Hipersensibilidad a la luz, tacto o sonidos
  • Malas posturas
  • Torpeza, descoordinación
  • Falta de equilibrio
  • Problemas para coger o dar patadas a un balón
  • Problemas para hacer la lazada de los zapatos, abrochar cordones,
  • Problemas para coger el lápiz
  • Mala grafía
  • Problemas para leer o deletrear
  • Se enfada o molesta fácilmente
  • Introversión
  • Apatismo
  • Timidez
  • Problemas para controlar los esfínteres

 

 

Tras la evaluación se prepara un programa de terapia de movimientos rítmicos (TMR)  a realizar y es posible realizarla junto a la terapia visual comportamental.

 

 

"El sistema nervioso aprende haciendo"

 

"No hay desarrollo sin estímulo; el estímulo crece con la repetición; el desarrollo óptimo se consigue con estímulos óptimos"

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Optometría y terapia visual - Begoña Pérez Armendáriz - Consulta especializada en Visión - C/Mayor, 31 Burlada (Navarra) - 691 901 778 - info@optometriayterapiavisual.com