Consulta Especializada en Visión. Begoña Perez Armendariz. Optometria y terapia visual. Burlada. Pamplona Navarra info@optometriayterapiavisual.com
Consulta Especializada en Visión. Begoña Perez Armendariz. Optometria y terapia visual. Burlada. Pamplona Navarra info@optometriayterapiavisual.com
Optometría y Terapia Visual Comportamental
Optometría y Terapia Visual Comportamental

 

Estrabismo

 

Estrabismo es un término utilizado cuando los dos ojos de una persona no apuntan al mismo sitio en el espacio, es decir, cuando no están coordinados y uno de los ojos apunta hacia afuera (exotropia) o hacia adentro (endotropia). Presentan una binocularidad deficiente.

El aprendizaje para coordinar los dos ojos es un proceso totalmente cortical o cerebral.  Solo en aproximadamente el 5% de los casos hay un problema muscular. De hecho, el estrabismo es un proceso de desarrollo donde hay un fallo para aprender a coordinar los ojos, y que rara vez está presente al nacer.

 

 

En los estrabismos, a veces el ojo se tuerce hacia afuera o hacia adentro,  a veces alternan los ojos al torcer … En cualquiera de los casos, la información que viene del ojo torcido es normalmente “eliminada” del cerebro (es lo que técnicamente se llama supresión) para que el sujeto no vea doble.

Piénselo por un momento: si cada ojo apunta a un sitio diferente, ¿cómo lo verá? Lo que tendrá es lo que se llama “confusión”. Es cuando diferentes objetos que están separados se ven superpuestos.

Para el cerebro es tan desagradable que prefiere mil veces “apagar” uno de los ojos antes que ver de esa manera. Esto es así, fundamentalmente cuando aparece en la infancia y el cerebro es más maleable, ya que cuando ocurre de adulto, el cerebro no puede hacerlo tan fácilmente y la persona suele ver doble. Tristemente, este es uno de los posibles resultados negativos que pueden ocurrir por un llevar un parche durante periodos demasiado prolongados de tiempo o después de una cirugía de estrabismo. La buena noticia es que realizando un programa de Terapia Visual Optométrica Comportamental se aprende a ver y a coordinar los dos ojos y, muchas veces la diplopia se puede reducir o eliminar, incluso en adultos, ya que la plasticidad cerebral permanece durante toda la vida.

 

 

 

De forma natural, lo normal es que el cerebro quiera trabajar con los dos ojos coordinadamente para que exista una buena binocularidad, pero si ello no es posible, entonces el cerebro prefiere usar un solo ojo que trabaje bien antes de que dos lo hagan mal.

No podemos saber si tenemos una binocularidad adecuada si esta no es evaluada, y en la mayoría de exámenes visuales, sólo evalúan la agudeza visual. Los pacientes con ambliopía (ojo vago) y estrabismo requieren una evaluación exhaustiva realizada por un profesional calificado y experimentado. Todos los estrabismos y ambliopías no son iguales y de ello dependerá el posible tratamiento.

 

 

 

Los oftalmólogos utilizan la cirugía como el tratamiento más habitual en la mayoría de los casos. Cortando y suturando los músculos oculares del globo ocular, esperan mover el ojo a una posición diferente. Sin embargo, el 95% de los casos de estrabismo no tienen ningún problema en los músculos. El origen está en el control cerebral o en las señales que manda el cerebro a los músculos. Por eso, no es lógico asumir que cortando los músculos se vaya a producir una buena visión binocular, sino sólo un cambio estético. Además  de que los ojos no trabajarán como un equipo,  hay muchas probabilidades de que tras un tiempo de la operación el ojo poco a poco se volverá a torcer necesitando una o más cirugías, con las complicaciones que puede tener la operación. Tampoco ni con prismas compensatorios (lentes especiales para ayudar a alinear la imagen vista por el ojo torcido) ni con toxina botulínica que inyectan los oftalmólogos en los músculos el cerebro aprenderá a coordinar los dos ojos. Todos ellos, son tratamientos anticuados y en el caso de tener que recurrir a ellos es conveniente realizar terapia visual antes y después.

 

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Optometría y terapia visual - Begoña Pérez Armendáriz - Consulta especializada en Visión - C/Mayor, 31 Burlada (Navarra) - 691 901 778 - info@optometriayterapiavisual.com